Montse Curiel, Fundacion Stopsanfilippo

Foto Montse Curiel

Lo primero que tengo que decir es que he acabado trabajando en una Fundación de una enfermedad rara por casualidad, nunca había trabajado en el tercer sector y conocía muy poco la fundación y aún menos el síndrome que le da nombre. Ahora mismo no puedo imaginar un destino mejor donde emplear mi tiempo y mi esfuerzo. Me siento muy orgullosa de formar parte de este proyecto y aprender cada día de unos padres que no son sólo unos padres (que ya es mucho) son héroes. Sin capa, pero son héroes, sin ninguna duda.

Cuándo me preguntan que a qué me dedico, me gusta explicarles mi trabajo, la fundación, el síndrome, y les hablo de los niños. Normalmente despierto su curiosidad. Preguntan, quieren saber más, se ofrecen a ayudar. Es muy satisfactorio ver como despiertas la solidaridad en la gente. No es difícil, sólo falta información, difusión. Como con todas las enfermedades raras, supongo. Investigar, difundir y conocer. Son tres pilares básicos que tenemos que asentar si queremos avanzar.

Que qué es para mí trabajar en esta Fundación? Al principio, pensé que no estaba hecha para trabajar aquí. Me emocionaba todos los días varias veces. Ahora que ya ha pasado algo más de un año, no he mejorado. Me sigue pasando, pero me he dado cuenta que eso es lo que me aporta este trabajo. La capacidad de emocionarme, de no rendirme, de luchar. Ahora que lo pienso, creo que este trabajo me aporta más a mí que yo a él!!!

Dejar un comentario

Todos los campos con * son obligatorios